Masaje danzado (Cierres o para cambiar el ambiente del grupo)

Una vez que el grupo ya se ha construído, puedes invitarles a actividades relajantes como masajes.

Este incluye baile, con lo cual es aconsejable que tenga a mano algún reproductor con música apropiada para la ocasión. Necesitarán también un lugar cómodo donde se puedan tumbar.

Esta actividad es especialmente efectiva después de una intensa actividad mental.

El grupo se dividirá en tríos. Una personaa del trío se tumbará boca arriba, mientras que los otros dos siguen tus instrucciones. Les sugerirás que comiencen a masajear cada uno un pie,  dejándose llevar por la música. Pasarán a mover toda la pierna, prestando especial atención a no forzar la rodilla. Una vez que ambas rodillas han sido “danzadas”, los masajistas dejarán la pierna suavemente en el suelo y pasarán a las manos. Seguirán con los brazos, acabando con la cabeza. Después de unos segundos para recuperarse, el compañero que está tumbado sustituirá a uno de los otros dos, hasta que los tres hayan recibido el masaje danzado.