Bases

En un reciente comunicado al Parlamento Europeo, titulado “Opciones para una visión y un objetivo Europeos para la biodiversidad más allá del 2010”, la Comisión Europea  se fijó en que: “Se debería explorar y mejorar la promesa de la permacultura como un protector y restaurador efectivo de la biodiversidad”. Como defensores de la permacultura, coincidimos claramente y creemos que la educación debería ser parte de cualquier estrategia que permita esta exploración y mejora. Sin embargo, la educación en permacultura en Europa no se ha desarrollado de manera uniforme y ahora existe, como consecuencia de ello, un mosaico de sistemas educativos, estándares de curriculum y de enfoques pedagógicos. Algunos países tienen sistemas y organizaciones bien desarrolladas que se han desarrollado a lo largo de los últimos 30 años. Otros sólo han trabajado para desarrollar este marco durante unos pocos años y tienen comparativamente poco en marcha.

En cuanto disciplina relativamente joven, la permacultura tiene una pequeña comunidad de personas con bastante conocimiento del tema para enseñar desde una posición de competencia. Muchos de los que enseñan permacultura en la actualidad, son pioneros a la vanguardia de la práctica y solo enseñan a tiempo partido. Unos pocos tienen calificaciones formales en la enseñanza y la educación. Además, la naturaleza interdisciplinaria de la permacultura a menudo ha desafiado poder ser clasificada dentro de las estructuras educativas convencionales, y los cursos a menudo se organizan privadamente. Por esto, los profesores de permacultura no se han visto obligados a formarse en la enseñanza ni han disfrutado del apoyo de actividades de desarrollo profesional continuadas por cuerpos profesionales de enseñanza convencionales.

No obstante, estos profesores tienen un deseo autentico de inspirar y empoderar a sus estudiantes y de que se reconozca que la enseñanza deba ser de alta calidad para conseguirlo. Por consiguiente, existe una alta demanda de parte de muchos profesores de conocimiento acerca de métodos de enseñanza y un deseo de profesionalizar su práctica. Al mismo tiempo, los profesores de la enseñanza convencional entran en contacto cada vez más con la permacultura, con un bagaje de habilidades de enseñanza y conocimientos para ofrecer a los profesores de permacultura pero tienen una necesidad de desarrollar el conocimiento de este tema.

También hay aprendices de profesor para los que tanto la permacultura como la enseñanza resultan ser  campos nuevos y que están buscando desarrollar sus habilidades y conocimientos, pero les faltan oportunidades de hacerlo en sus propios países, porque el nivel de actividad actual de permacultura allí es muy bajo. La creación de una red que incluya todas estas comunidades de profesores/aprendices permitirá compartir la información en las dos direcciones: tanto sobre la temática en sí como sobre la didáctica.

Mientras tanto, las teorías pedagógicas han evolucionado rápidamente y se están basando sobre los desarrollos recientes en las neurociencias y la nueva comprensión de la psicología  educacional. Estas ideas han ganado aceptación en Europa de manera diferente. En algunos países, los profesores de permacultura han desarrollado métodos de enseñanza altamente creativos, experienciales y centrados en el aprendiz mientras que otros siguen usando un estilo de clase magistral más tradicional. Esto se da o por falta de elección (en ciertos contextos culturales podría ser lo más apropiado) o simplemente por desconocimiento de métodos más modernos.

En este contexto, tendría mucho valor el intercambio en ambas direcciones: aquellos que propugnan métodos creativos recibirán un feedback que informará una comprensión más profunda de cuando será o no será apropiado utilizarlos, y aquellos que no han utilizados tales técnicas ganarán nuevas habilidades y métodos que enriquecerán sus prácticas.

Existe también una variedad de estructuras educativas en la educación permacultural europea.

Algunos países tienen un sistema nacional para la educación permacultural de los adultos, con un abanico de calificaciones acreditadas a múltiples niveles, procedimientos de control de calidad, estrategias de desarrollo del profesorado publicadas, estándares mínimos requeridos y más. Otros están mucho menos desarrollados y se verían beneficiados en el ver cómo otras organizaciones han sido establecidas y gestionadas, así que ellos puedan desarrollar sus propias organizaciones. Se espera que, a medio plazo, organizaciones de permacultura nacionales sean capaces de desarrollar marcos nacionales de calificación alineados con el Marco Europeo de Calificaciones

El perfil demográfico de los estudiantes de los cursos de permacultura en los países occidentales, tiene a menudo una buena diversidad de edades y géneros pero tienden   en manera desproporcionada, a ser de clase media y blancos. Existe un reto en cuanto a ampliar la participación de manera que los cursos atraigan a estudiantes que reflejen de manera más precisa la mezcla social, étnica y económica de la población europea y promocione la diversidad dentro de la comunidad de permacultura.

Existe un curso reconocido internacionalmente: el de curso de ‘Certificado de Diseño de Permacultura’ (CDP), pero no existe un conjunto de resultados acordados. Por consiguiente no hay consistencia en la calidad de la experiencia de aprendizaje a lo largo de Europa. Existe la necesidad de una red más estrecha, para desarrollar y acordar un conjunto recomendado de resultados de aprendizaje esenciales y que se mantenga en contacto, para adaptar y mejorar, de manera continuada, el curriculum y la calidad de su transmisión.

Varios socios, indicaron que la calidad de sus cursos se vería beneficiada si existiera una mayor comprensión de los métodos creativos, de las estructuras organizativas, de las estrategias para ampliar la participación y para acordar un curriculum para el CDP. Sin embargo, en la actualidad, no existe en funcionamiento para facilitar este intercambio. En la conferencia europeas bi-anuales de permacultura suele haber demanda para intercambios sobre estos temas, pero el tiempo es insuficiente para explorarlos en profundidad y a menudo hay una falta de continuidad de los asistentes. Por ello las discusiones reflejan el interés del momento y están desenfocadas, no se captura el aprendizaje ni se comparte con el resto del público.

Finalmente, la mayoría del material de enseñanza de permacultura está en inglés. Varios de los socios expresaron lo útil que sería tener más materiales en su propio idioma.
Esto haría que la entrada en la carrera de enseñanza de la permacultura sería menos dependiente del tener un fuerte dominio del inglés. Estos materiales serían también unos recursos muy útiles para los profesores que trabajan al extranjero.

Un partenariado de aprendizaje que se centre en estas preguntas, puede tratar de resolver estas necesidades, mejorar la calidad de la oferta de formación en diferentes países y aumentar la profundidad y la variedad de los enfoques pedagógicos y los estilos de enseñanza disponibles para los profesores.

Todas las organizaciones participantes están activas en la educación para adultos para la permacultura (PC). Cada una brinda una experiencia única de ciertos contextos europeos. Todos los socios tienen ideas sobre como trabajar con grupos sociales marginados presentes en los diferentes países. Algunas organizaciones han desarrollado cursos anteriormente, mientras otros contribuyen una perspectiva interesante sobre las zonas urbanas o de haber trabajado con personas desfavorecidas.

Deja un comentario